lunes, abril 12, 2010

Unión Nacionalista Castellana (Comunidad Castellana 1980)

« Unión Nacionalista Castellana».en proceso de constitución

Reproducimos el escrito que nos remite la comisión organizadora de la U.N.C., y que constituye el primer documento de este Partido Nacionalista Castellano


VILLALAR

Villalar no es una «fiesta» castellana. Es la conmemoración de un hecho triste: la derrota de los constitucionalistas (comuneros o no) de los Reinos españoles (excepto los de la Corona de Aragón) que tuvo lugar en 1521. Entre ellos estaban los comuneros y ciudadanos andaluces, extremeños, leoneses, vascos (alaveses y guipuzcoanos) y toledanos. Estos, además de ser la raíz del levantamiento contra el Emperador Carlos V de Alemania (que luego fue «1º de España») continuaron luchando incluso después de los luctuosos hechos de Villalar.

Por todo ello no puede celebrarse en Villalar una fiesta que no tiene nada que ver con todo lo anterior, como es el caso del extraño «Día de Castilla-León». Castilla es Castilla y León es León. El significado de Villalar pretende ser cambiado al servicio de intereses y proyectos en los que los castellanos no participamos ni recogeremos sus pretendidos beneficios. Finalmente, saludamos a todos los pueblos de España en general que han acudido a Villalar a recordar con su presencia que los derechos democráticos de nuestros antepasados siguen vivos e invitamos, en particular, a nuestros compatriotas de nuestra patria chica, Castilla, a venir con nosotros a celebrar el «Día de Castilla, 1980» en Atienza.

CASTILLA

Castilla, nuestra Castilla, la Castilla de los pueblos castellanos, nació hace más de mil años Como consecuencia de la obra de los «foramontanos» de Santander y de sus hijos. Se extendió hacia el Sur en una lucha sangrienta que duró varios siglos. Su estructura política era democrática y federalista. Su estructura jurídica: foral y representativa. Fue la primera democracia de Europa. Empezó, no nos cansaremos de repetirlo, en las montañas de Santander y sólo se detuvo en las lindes de las llanuras manchegas. Su fundamento político fue el Concejo Abierto de los municipios; su culminación: las Comunidades de Villa y Tierra. Sus tropas: las milicias concejales que los Pueblos organizaron para luchar por reconquistar lugares, para Castilla en particular (como Madrid o Cuenca) o para España en general (como en las batallas de Alarcos o de Las Navas de Tolosa).

Castilla, como federación de pueblos castellanos, sigue existiendo en los corazones y en la voluntad de sus hijos. Por ella, para luchar por ella, queremos constituir un partido nacionalista castellano. ¡Hombres y mujeres de Santander, de Burgos, de Logroño, de Soría, de Segovia, de Avila, de Madrid, de Guadalajara y de Cuenca: os invitamos a uniros a nosotros en esta empresa de afirmación de nuestra personalidad y de defensa de nuestros derechos! ¡Por una Castilla fuerte y libre! ¡Castilla-está en peligro de destrucción! ¡Si queréis la libertad, luchad por ella!

¡¡CASTELLANOS: EN PIE!!

«UNION NACIONALISTA CASTELLANA»
(Comisión organizadora)
A. C. 724 Madrid

Informativo Castilla nº 9 julio-agosto 1980

2 comentarios:

Wilfrid dijo...

¿Qué fué de este partido?

Zurraquin dijo...

No lo se exactatamente, pero parece que fue flor de un día